Archivo de la etiqueta: cine

Programa 1 “Heroínas del cine y la literatura” de Música & Más

¡Hola a todos!

Si no pudieron escuchar anoche el primer capítulo de mi programa de podcast Música & Más, les dejo el link, ya que subiré cada semana el programa que se emita cada lunes.

Título: “Heroínas del cine y la literatura”
Emitido por: Radio Dominación, la radio oficial de todos los fans
Fecha: 10 de abril de 2017
Hora: 22:00, hora chilena
Link: Soundcloud //
https://soundcloud.com/yamila-huerta/programa-1-heroinas-del-cine-y-la-literatura
Fanpage: Música & Más

¡Que lo disfruten!

 

Un poco de cine: Deadpool

Hace unas semanas y por esas casualidades de la vida, se me ocurrió ir al cine para ver “Deadpool”, de cuyo protagonista sabía muy poco, unas cuantas imágenes, el recuerdo de su aparición en el universo de X-Men cinematográfico y los memes con chistes de su “autoría”. Y me llevé una muy grata sorpresa.

Al fin veía una película de superhéroes para adultos (aunque en estricto rigor es un antihéroe, lo que lo hace más atractivo aún). Lo digo por las escenas subidas de tono, el humor negro y mordaz, los guiños a otras películas, el trolleo a Hugh Jackman, el auto-trolleo de Ryan Reinolds y, debo decirlo, el guapo protagonista (al menos hasta que se transforma en Deadpool).

Según las malas lenguas, Ryan Reynolds se encantó con el personaje, cuando lo encarnó en “X-Men Origins: Wolverine”, aunque la propuesta estuvo muy alejada del cómic, ya que en una primera parte de la película -aunque era un maestro en el uso de las katanas- no usaba el traje rojo y apareció con la boca sellada para que no hablara y solo se dedicara a pelear. Así, años después insistió en repetir el papel, pero esta vez más cercano al cómic y conquistar a los fans que no habían quedado conformes con la propuesta anterior.

Se nota que Reynolds disfruta al máximo encarnar a Wade Wilson/Deadpool, le imprime pasión a cada paso dado por el personaje , ya sea siendo un amante excepcional, un loco maestro de las katanas, haciendo chistes de lo que se le ocurra y, lo mejor, ese recurso de “romper con el continuum” de la acción y conectarse con los espectadores, dialogar con ellos, entregándoles alguna reflexión o comentario gracioso. Y funciona a la perfección.

La música es otro detalle destacable, ya que las canciones populares (entre ellas, una de Neil Sedaka, según recuerdo) que ya son parte del inconsciente colectivo, le dan un toque entretenido y apela a la memoria de los más mayorcitos. Y también aporta al humor que derrocha Deadpool durante toda la película.

Por último, el broche de oro que fue la escena final, que lleva a recordar una película de culto de décadas atrás, “Ferris Bueller’s Day off”, personaje que también dialogaba con el público, haciéndolo tan simpático y cercano, que los que fuimos adolescentes (o estábamos ad portas) recordamos con cariño.

En suma, puedo decir que este Deadpool de Ryan Reynolds me encantó, me convenció… y no puedo esperar a ver la segunda parte.