Archivo de la etiqueta: Caco Aliaga

CACO ALIAGA, LA VOZ TRAS UN PERSONAJE (PARTE 2)

¡Hola a todos!

Los invito a leer la segunda parte de la entrevista al actor de doblaje y director de Laboratorio de Voz y MOCV, Caco Aliaga. Les dejo un extracto para que se entusiasmen y conozcan su visión con respecto al trabajo de los doblajistas.

¡Recuerden, página 54 de LDP Magazine!

———————————————————————————

Entrevista
CACO ALIAGA, LA VOZ TRAS UN PERSONAJE, parte 2

 Y como lo prometido es deuda, continuamos conociendo a este actor que da vida a personajes través de su voz.

En la primera parte, conversamos con Caco Aliaga sobre su vida y experiencia como actor de doblaje. Pero había tanto que contar, que seguimos con varios temas más, entre ellos su visión de lo que es comunicar usando la voz y otros recursos disponibles para quienes nos movemos en el ámbito, especialmente la mirada pedagógica sobre cómo enseñar a ser un intérprete de doblaje. Veamos qué nos dijo…

Hay un cambio de paradigma comunicacional, ¿no?

Las comunicaciones cambiaron, tienen otra visión, tienen más cercanía, las historias se cuentan de otra forma. ¿Cuál fue el último musical que vimos? “Moulin Rouge” y es un musical que ha cambiado, versus los que existían antes y es porque es mucho más cercano. Si tú te empiezas a dar cuenta, mientras más natural, más cercano y mucho más natural te sale a ti, más orgánico. En cierta forma, lo que pretende Lab de Voz es buscar esa naturalidad. O sea, no te forzamos a entrar en ningún tono, sino explotamos tu tono natural para que tú te puedas desenvolver y te mostramos cuáles son tus capacidades vocales y habilidades que puedes desarrollar, te mostramos los tipos energéticos que tiene cada locución, las formas de desarrollarlas, el entender qué es lo que estás diciendo en cada una de ellas para que tú te vayas formando tu propia estructura.

La voz es un producto y tienes que entender que es un producto y tienes que moverlo como tal, o sea, si voy a salir a hacer locución comercial, debo tener un muy buen demo, bien hecho, que esté acorde con lo que están pidiendo en publicidad, tengo que tener una página web, un soundtrack, mi facebook, un twitter, tener conexiones, conocer productores audiovisuales, etc., saber cuánto tengo que cobrar, ese es otro elemento importante, eso te va diferenciando.

Saber valorar el trabajo.

Hay que entender que trabajar con la voz no es solamente saber desarrollarte, sino que tener equipamiento correcto, el trabajar profesionalmente, que tienes horarios de trabajo, facturar, boletear, etc., es un trabajo, hay que hacerlo ver como un trabajo, no como un favor. Y en Chile, todas las áreas que son artísticas las ven como un favor. No. Tú invertiste tiempo, lucas, horas con tu familia cuando estás estudiando, perdiste un cumpleaños, un Año Nuevo, etc., y eso es respetarte a ti, respetar tu pega, respetar a los demás. Si yo cobro cinco lucas, me estoy echando al bolsillo a todos los demás. Y va a llegar otro que a lo mejor va a tener más experiencia, va a tener preparación, va a salir con un trabajo muy bien hecho y va a entrar al mercado y le van a decir, ”Oye, ¿me puedes hacer la pega por cinco lucas?” y no es la idea. En Lab de Voz estamos haciendo eso, en cierta forma concientizar, preparar a cada uno de los participantes y hacer que ellos se puedan desarrollar de forma íntegra. Si vemos que una persona no tiene habilidades, le damos horas extras, no le sumamos lucas, lo que queremos es que salga realmente bien preparado.

Link de la revista LDP…

Caco Aliaga, la voz tras un personaje

¡Hola a todos!

Vuelvo a las andadas periodísticas. Esta vez, con la primera parte de una entrevista publicada en LDP Magazine. Les dejo un fragmento y el link para leerla. ¡Que la disfruten!

————————————————————————————-

Entrevista

CACO ALIAGA, LA VOZ TRAS UN PERSONAJE

Este actor, doblajista y director de su propio estudio de grabación, nos cuenta acerca de su labor en un ámbito más desarrollado en el extranjero, pero que está haciendo historia poco a poco en nuestro país.

Entrar a un estudio de grabación es mágico, sobre todo cuando sabes que puedes dar rienda suelta a tus deseos de ser una estrella del pop o… prestarle tu voz a un personaje animado o de una película. Y eso es lo que hace Sergio “Caco” Aliaga, a quien les presentamos.

Cuéntanos… ¿quién eres? ¡El público lo pide!

Yo soy caco Aliaga, actor profesional, actor de doblaje, locutor… he trabajo en doblaje alrededor de diez años, voy para los once, estuve trabajando varios años en una empresa acá en Chile y ahora soy creador de dos proyectos. Uno es MOCV, que es un estudio de grabación, donde hacemos locución, doblaje, voice acting, posproducción de audio y el otro es Laboratorio de Voz, donde hacemos workshop de perfeccionamiento vocal, ya sea para locución, doblaje, voice acting, radio, etc. Empecé estos dos proyectos hace tres años con MOVC y se va a cumplir un año con Lab de Voz, y tratando de empezar, en cierta forma, a generar industria dentro de Chile, tratando de generar concientización sobre el trabajo de la voz, sobre el trabajo de las diferentes áreas, de profesionalizarlas y que las personas que quieran meterse al área, tengan una buena base para poder desarrollarse. Estos proyectos nos permiten, de alguna forma, darle un aire fresco, innovación, incorporar nuevos talentos al mercado, darle respiro a esta industria que está naciendo.

Revisemos tu experiencia… ¿qué fue lo primero que doblaste?

Voy a ser súper honesto y sincero. Yo, con el doblaje, nunca tuve afinidad. Estaba más metido con el tema de la locución desde que tengo uso de razón, porque mi papá es locutor, por eso siempre estuve ligado al tema de la radio, de la comunicación, lo veía practicar mucho en la casa, de hecho, hizo el curso en la Escuela de Locutores durante dos años. Para mí fue algo súper cotidiano y común el poder entender el tema de la locución, desde cabro chico estuve en estudios de locución de diversas radios, entonces no era nada ajeno a mí. Ahora, tratando de seguir la misma línea, cuando tenía dieciocho años y tenía que tomar la decisión de qué estudiar, mi padre que obligó a estudiar ingeniería en sonido. Estuve un año estudiando, hasta que apareció la Escuela de Teatro de la AIEP y dije, “oh, esto es lo mío”, porque justo había hecho unas obras de teatro en el colegio y dentro de la carrera estaba el ramo de locución y doblaje, me fue muy bien y me presentaron en DINT (Doblajes Internacionales) y lo primero que yo doblé fue “Ciudad de Dios”, la película, de hecho, pueden ver en el doblaje y hago varios personajes, entonces, de cierta forma, el director que estaba en ese momento, Alexis Quiroz, me apoyó caleta y me dio el estímulo para seguir adelante y ya después, me empezaron a llamar a casting e iba quedando.

Ahí pude tomarle el gusto, porque yo no tengo “cara de tele”, siempre lo he dicho, porque siempre me ponen como flaite, como boliviano, mexicano, etc., entonces, como que en el doblaje encontré las dos cosas que a mí me gustaban: la actuación y la voz. En cierta forma, se acopló esto, y en el fondo logré empecé a desarrollarme en un área que a mí me gustaba mucho. Igual tenía como indicios, cuando chico jugaba a crear historias, las grababa en una radio y después las escuchaba en la noche, como que siempre estuve involucrado en el tema de la voz. Y con el doblaje se me dio la oportunidad de poder entrar a algo que era súper específico y que, en el fondo, necesita un estándar mayor que cualquier otro tipo de área. ¿A qué me refiero? Porque no solamente era entrar y a doblar, sino que había muchas cosas que están ligadas al doblaje y que son base para otras áreas. Entonces, la única diferenciación que podía hacer es… acá me emociono y seguir una sincronía, seguir una historia, etc., empezar a pulirme en doblaje y empezar a entender, a ver y a aplicar cómo funciona el doblaje, me permitió entender cómo funcionan las otras áreas, el tema de la locución radial, la comercial, el voice acting… siento que también fue mejorando mi capacidad actoral, o sea, siempre he dicho lo mismo, quizás en cámara algunas veces uno puedo trucar una emoción, pero cuando es con la voz es imposible, entonces, en el trabajo de uno tiene que ir esa apertura emocional, a esa verdad emocional, a esa honestidad emocional, y es un trabajo súper largo, porque no es llegar y hacerlo, porque en el fondo, uno diariamente es honesto emocionalmente, aparecen sus emociones, pero, ¿cómo tienes que hacerlo, cuando debes poner la emoción de otro? Eso es difícil. Y el doblaje me he permitido eso, el poder entrar, el poder conocerme internamente y el cómo yo puedo manejar mis emociones para algo que ya está hecho.

Siguiendo con tu experiencia… háblanos de personajes que el lector pudiera reconocer.

Primero, la voz de Sokka para “Avatar, la leyenda de Aang”, las tres temporadas, esa fue mi presentación al extranjero, ya que el que haya sido exhibida por Nickelodeon, permitió que empezaran a conocernos mucho más. Spud de “Dragón Occidental”, de la segunda temporada en adelante, a Justin Timberlake (el personaje Frankie Ballenbacher) en la película “Alpha Dogs”… o sea, muchos. El doblaje me ha permitido desarrollar varios personajes que me permiten descubrir muchas cosas en mí. También hice el doblaje de Napoleón Dinamita, serie animada que salió en FX. Hakso, el Genio de “La Familia Genio”[1], etc.

¿Qué me acomoda más? Siento que la comedia, puedo hacer drama sin ningún problema, pero empezar a manejar la comedia en doblaje es más difícil todavía, porque tienes que adaptar un chiste, algo cómico, siento que me sale más fluido y, de hecho, Sokka como que tenía ese lado. Al principio, era un adolescente súper mala onda, pero después tenía salidas que hacía que tomara la situación un tono de humor, Napoleón Dinamita también tenía ese lado, Hakso de “La Familia Genio”, es todo el rato juegos y chiste. Ahí hubo un trabajo súper prolijo, fue el segundo trabajo que hicimos en la productora, MOCV, ahí teníamos que adaptar. Hicimos unas cuñitas chiquititas, aparece una canción de Los Miserables, de American Sound por ahí, tratamos de jugarnos, siendo súper respetuosos del original, pero también indicando que somos chilenos.

[1] Los ochenteros la conocimos como “Yam Yam y el Genio”.

PUEDES SEGUIR LEYENDO EN…