Diario de un Trovador (cómic)

1-aviso-diario

 

 

Un spin off, eso es “Diario de un Trovador”. Surgió de una de mis novelas de fantasía medieval, “El Mendigo de Karmaf”, que pronto verá la luz a través de ESFicción. Y ahora les contaré algunos secretos… cedo la palabra al protagonista de la historia que les presentamos en LDP Magazine…

Desde el confín de los tiempos, nosotros, los Guardianes, hemos existido con la única misión de proteger la Llave de los Mundos, un regalo del Altísimo que permite a las almas viajar de una dimensión a otra o ir de un mundo a otro, como ustedes dicen. Esa llave está en manos de la Guardiana de la Llave, ella es la única que puede invocar sus poderes, ella es la única que puede abrir los umbrales, por lo que está en constante peligro, acechada por los espíritus de la Oscuridad que la persiguen como sombras en cada reencarnación.

Al principio, éramos muchos, pero conforme van pasando los eones, otros tantos se han separado del grupo y se quedan en los mundos los cuales sienten como sus verdaderos hogares. No es pecado, es simple elección, el Altísimo nos regaló eso, el libre albedrío, y nosotros lo usamos. Pero después de tanto tiempo, nuestra familia se ha reducido a unos pocos que hoy son cercanos a nuestra Guardiana.

diario-trovador1

Ella tiene un favorito, su complemento, su apoyo incondicional desde el origen… yo. Pero en algunas reencarnaciones, el corazón humano de ella desvió su amor hacia otro de los Guardianes, debido a que olvidé mi misión y abandoné a la Guardiana. Así, poco a poco fui relegado… y me transformé en el que llaman el Trovador, el Amo de la Música, el Guardián de la Música, esa melodía que lleva el registro de tantos eones de batallas, de deseos, de pérdidas, de pecados y toda nuestra historia. Pero aún tengo esperanzas de recuperar a mi amada… quizás este sea el momento de reivindicarme y volver a ser un espíritu de luz sin mella.

Los espíritus de la Oscuridad han intentado atraerme a su causa, pero sigo firme en mi cometido, amando a la distancia a la Guardiana. Y ahora, en esta nueva vida, algo extraño pasó. La Oscuridad trastocó mi destino y durante mi encarnación me convenció de nacer en otro mundo, conocido en las crónicas como Amercaz, el continente en el que se encuentra la ciudad de Karmaf. Así, lejos de mi amada, la Oscuridad intentó matarme, capturar mi espíritu y corromperlo. Pero algo pasó y uno de los espíritus de la Luz, el Dragón Dorado, intervino y salvó mi vida. De paso y por mandato del Altísimo, me llevó al mundo en el que la Guardiana había nacido solo para que estuviera cerca de ella por un tiempo, ya que una nueva batalla se llevaría a cabo en Karmaf, donde la Guardiana y su Elegido serían transportados por uno de los espíritus de la Oscuridad más poderosos.

Y ahora yo, el Trovador, espero oculto en la niebla que mi memoria reviva y pueda reunir a los Guardianes. Mi corazón aún está dormido… el Dorado es la única esperanza que me queda… y tal vez pueda recuperar a mi amada.

Página oficial de la autora

A %d blogueros les gusta esto: