Y el premio es para…

No puedo dejar de emocionarme ante la GRAN noticia… el cortometraje chileno “Historia de un Oso”, el primer Oscar de la historia de nuestro país, un reconocimiento a los creativos de Chile.

Y al escribir estas líneas sigo emocionada, no conozco a nadie del equipo de producción -sería un honor-, pero comparto el sentimiento, ese de recibir un premio que te dice “bien, lo hiciste bien, buena historia”. Sí, porque recuerdo cuando yo misma recibí un premio por “El Mendigo de Karmaf” hace 16 años.

La idea, de todos modos, no es trabajar para ganar estos reconocimientos, sino que crear por el placer de hacerlo, crear porque se quiere decir algo, crear porque la inspiración te empuja a ello, crear porque es tu misión en esta vida. Simplemente crear algo con el corazón, con amor, desde las entrañas, porque las historias y personajes viven en nosotros, en el alma de cada artista, sea en literatura, cine, pintura, escultura, cómics, orfebrería, todo lo que significa darle forma una visión que desea tener vida.

Y si los premios llegan, ¡bienvenidos! Siempre son una motivación extra para seguir adelante… sin perder la verdadera estrella en el horizonte que seguimos.

Felicitaciones al equipo de “Historia de un Oso”… ¡bien merecido!

¡Abrazos a todos!

A %d blogueros les gusta esto: