Reflexiones

pensar

A veces despierto con un pensamiento un poco pesimista… ¿estoy escribiendo bien? Puede parecer contradictorio, ya que si no lo creyera, no estaría trabajando a full en mis escritor. Pero, así es, siempre surge la duda.

Reviso la web y me encuentro con muchos sitios que promocionan el arte de la escritura, junto con ofrecer cursos para ir desarrollando el talento… lo que creo está bien, pero… ¿será tan así, tan fácil?

Miro mi propia historia, décadas atrás, cuando solo tenía 14 años y decidí escribir una novela. Tal fue mi convicción que hasta el día de hoy admiro a esa niñita que fui y que sabía perfectamente su misión en la Tierra… y que ahora retomé con la misma convicción.

Nuestros sueños, cuando van contra la corriente en la que va el resto del mundo, pueden llevarnos a dudar de ellos mismos, porque no sabes dónde te llevarán, si eres lo suficientemente buena para llevarlo a cabo, si alguien querrá compartirlo, apoyarlo, lo que signifique hacer que un sueño valga la pena.

Y así, a veces, sigo con mis dudas, pero ellas también me dicen que voy por la senda correcta, que está bien tomar consejos de otros, estudiar un poco de teoría, pero… que ya es hora de creerse el cuento y saberse con talento.

Y no es falta de humildad. Simplemente es tomar las riendas de una vida que desde hace décadas es la que debo seguir.

¡Abrazos para todos!

A %d blogueros les gusta esto: